Neurocongnitiva

Las terapias Neurocognitivas han sido diseñado especialmente para activar las áreas corticales que intervienen en el aprendizaje, es decir, estimular las funciones cognitivas que no se han desarrollado adecuadamente tanto en niños como en jóvenes, dando como resultado déficits de atención, concentración, trastornos de memoria, habilidades de razonamiento, flexibilidad cognitiva, resolución de problemas, función nominativa del lenguaje, conciencia fonológica, control de la conducta o de funciones ejecutivas fundamentales para el desarrollo de la actividad cognitiva de alto nivel (metacognición). La estimulación de las distintas habilidades cognitivas con técnicas informatizadas de última generación, con ejercicios diseñados especialmente, permite su desarrollo gracias a la increíble plasticidad cerebral de los niños y jóvenes.