Electromiografia

Es un examen diagnostico que verifica la salud de los músculos y los nervios que controlan los músculos.

EL EXAMEN ES REALIZADO DE LA SIGUIENTE FORMA:

  • El médico introducirá un electrodo de aguja muy delgado a través de la piel dentro del músculo. El electrodo en la aguja detecta la actividad eléctrica liberada por los músculos.
  • Esta actividad aparece en un monitor cercano y se puede escuchar a través de un parlante.

  • Después de la colocación de los electrodos, a usted le pueden solicitar que contraiga el músculo, por ejemplo, doblando el brazo.
  • La actividad eléctrica observada en el monitor suministra información sobre la capacidad del músculo para responder cuando se estimulan los nervios que van a dichos músculos.

Generalmente, se lleva a cabo un examen de la velocidad de conducción nerviosa junto con una electromiografía. 

Posteriormente, el músculo puede estar sensible o presentar hematomas por unos cuantos días.

Una electromiografía se emplea con mayor frecuencia cuando las personas tienen síntomas de debilidad y la evaluación muestra deterioro de la fuerza muscular. 

Este examen le puede ayudar a diferenciar entre debilidad muscular causada por lesión de un nervio fijado a un músculo y debilidad debido a trastornos neurológicos.